Select Language

F I L A N A V A L

F I L A N A V A L
CHILE


NO A LA CAZA DE LA BALLENA - NO AL MALTRATO DE LOS ANIMALES - PROTEJAMOS NUESTRA FAUNA SILVESTRE Y MARINA - CUIDEMOS EL MEDIO AMBIENTE - RECICLEMOS - CONSERVEMOS NUESTRO PATRIMONIO.
DONEMOS NUESTROS ÓRGANOS - AYUDEMOS A LAS PERSONAS DISCAPACITADAS - NO BOTEMOS BASURA A NUESTROS OCÉANOS.

CUENTO ( Blanquita y la Ballena )




Había un niña que vivía en una caleta de pescadores junto a sus padres y el abuelo que era pescador, la niña se llamaba Blanca y normalmente después de ir a la escuela le ayudaba a su abuelo a reparar las redes, a pintar el bote, a ver los anzuelos que iba a usar al día siguiente, ver las carnadas, o limpiar los pescados que había pescado el día anterior para la venta y muchas cosas mas.
Normalmente el abuelo salia solo a la pesca muy temprano, pero ese día que Blanca no fue al colegio porque era día sábado quiso acompañar al abuelo muy temprano nunca lo hacia ya que los padres se oponían ya que era muy peligroso.
Los Padres le dieron su consentimiento porque siempre la niña quería acompañar a su abuelo a la pesca ya que ella pasaba el mayor tiempo con el abuelo ya que sus padres trabajaban, además la niña se portaba muy bien y le iba excelente en el colegio.
Se levantaron muy temprano casi al amanecer, el abuelo los días anteriores le había ido muy mal en la pesca no había pescado casi nada, cuando ya estaba en alta mar el abuelo le dijo espero Blanquita que con tu presencia se porte bien la mar y pesquemos muchos peces.
Había una neblina espesa que no dejaba ver nada y un frió que dolían los huesos, pero Blanca no decía nada ella estaba fascinaba ya que era la primera vez que acompañaba a su abuelo a la pesca, pero después de un par de horas ya se había despejado, su abuelo a cada rato cabeceaba hasta  que no pudo mas y le dijo a su nieta que ella vigilara que iba a dormir un poquito, duerme no mas abuelo yo vigilare las redes, el abuelo ya llevaba varios días levantándose temprano y su edad ya le estaba pasando la cuenta.
De repente apareció de la nada una hermosa ballena con otras que le seguían y sus ballenatos la que iba a la cabeza de todas ellas se acerco lentamente al bote, Blanca esta paralizada, quiso despertar a su abuelo pero se arrepintió, la ballena empezó a mover el bote lentamente, la niña no sabia que hacer pero la ballena insistía lentamente en mover el bote, la niña se le ocurrió hacerle cariño en el lomo a la ballena pero la ballena seguía en lo suyo y le movía la cabeza algo le quería indicar pero no comprendía el significado, la niña pensó a lo mejor quiere que nade con ellas, pero el abuelo quedaría solo y cuando despertara y no la viera se volvería loco, pero la ballena insistía y ella pensó que la ballena podía dar vuelta el bote si ella no comprendía lo que quería decir, Blanca se metió al agua y nado unos metros con ellas, de repente la ballena se sumergió y se puso bajo la niña y después emergió, Blanquita quedo sobre el lomo de la ballena, eso es lo quería la ballena, rápidamente se alejo del bote con la niña en su lomo, de repente bajo a las profundidades la niña vio ante sus ojos la belleza que quería mostrarle esta ballena, peces de todos los colores, algas maravillosas moviéndose suavemente, estrellas aferradas a las rocas era algo increíble para la niña, pero fueron segundos ya que la ballena sabia que la niña tenia que respirar, subió a la superficie y Blanquita estaba fascinaba, la ballena se alejo de ahí y la llevo a otra parte donde todo era suciedad, petróleo, aceites, maderas, redes, bolsas y botellas plásticas era el basurero del mar, Blanquita no podía creer lo que estaba viendo nunca había visto tanta mugre junta, eran kilómetros y kilómetros, la ballena siguió su recorrido y la llevo para que viera como asesinaban ballenas esos barcos balleneros de países que todavía no quieren comprenden la importancia de estos cetáceos en nuestros mares, aquí la niña lloro no comprendía como seres que dicen ser humanos podían matar a seres indefensos que no hacen ningún mal y algún día podrían desaparecer como muchas otras especies.




La ballena dio la media vuelta antes que descubrieran que esta manada estaba cerca de ellos y rápidamente enfilo hacia el bote dejando a Blanquita al lado de el, emitiendo un ruido al alejarse del bote, la niña al subir al bote de su abuelo lo despertó y exclamo que te paso, la niña le dijo que tratando de arreglar la red se había caído al agua, su abuelo le dio una toalla para que se secara un poco, la niña no comprendía si había sido un sueño lo que había vivido, pero por que estaba mojada estaba en esos pensamientos mientras se secaba, su abuelo le comento que había tenido un sueño donde muchas ballenas rodeaban su bote y le hablaban en un idioma que no entendía, la niña se rió y el abuelo le pregunto porque se reía, y su nieta le contesto era solamente un sueño abuelo.
Ya es hora que recojamos la red le dijo a Blanca su abuelo, empezaron a recoged la red y cual seria su sorpresa que casi no la podía mover la red estaba repleta de distintas clase de peces. Empezaron a llenar el bote de peces casi por completo, la nieta le dijo a su abuelo esta bueno abuelo si seguimos echando mas peces nos vamos a hundir, y tomaron rumbo a la caleta, el abuelo estaba feliz nunca en su vida había pescado tanto, al llegar a la caleta el abuelo le dijo a la pequeña anda a la casa a cambiarte esa ropa mojada antes que lleguen tus padres si no se van a enojar al encontrarte mojada, la niña corrió hasta su casa y se cambio ropa y volvió junto al abuelo para ayudarle a faenar  los pescados. Pero había otra sorpresa cuando la niña llego al lado de su abuelo para ayudarle en el limpiado de los pescados no hubo necesidad ya que el abuelo había vendido todo los pescados tal como estaban, solamente los pusieron en unas cajas y lo subieron a una camioneta, solamente alcanzaron a sacar algunos pescados para la cena.
Cuando llegaron los padres a la casa encontraron a Blanquita y su abuelo riendo, que pasa aquí dijeron los padres, la niña dijo este día es el día mas hermoso que e tenido en mi vida, con el abuelo llenamos el bote a mas no poder y cuando llegamos a la caleta el abuelo vendió todo el bote no tuvo que ofrecerlos lo compraron inmediatamente. Estoy feliz dijo el abuelo en mi vida había pescado tanto, la suerte me la dio mi nieta agrego.
La niña les dijo a sus padres ustedes siempre me habían preguntado que iba a ser yo cuando grande, yo siempre les contestaba que no sabia, pero ahora ya se que voy a hacer cuando grande, seré profesora para poder enseñarles a los niños sobre el mar, sus peces, la contaminación del mar, la flora y  fauna marina, y sobre las ballenas y su caza innecesaria, a explicarles a los niños que no deben votar basuras en playas, ni botar botellas y plásticos en la arena, hay que echarlos en los basureros y si no hay basureros en la playa, llevársela a nuestras casas y ahí botarlos.
Todos se abrazaron y rieron sobre la futura profesora.



FIN


JoBaMa

No hay comentarios:

Publicar un comentario