Select Language

F I L A N A V A L

F I L A N A V A L
CHILE


NO A LA CAZA DE LA BALLENA - NO AL MALTRATO DE LOS ANIMALES - PROTEJAMOS NUESTRA FAUNA SILVESTRE Y MARINA - CUIDEMOS EL MEDIO AMBIENTE - RECICLEMOS - CONSERVEMOS NUESTRO PATRIMONIO.
DONEMOS NUESTROS ÓRGANOS - AYUDEMOS A LAS PERSONAS DISCAPACITADAS - NO BOTEMOS BASURA A NUESTROS OCÉANOS.

LEYENDAS CHILOTAS ( El Caballo Marino )


Caballo Marino Chilote

Otra de la leyendas de las islas de Chiloe es el caballo marino, tiene un hocico largo con cuatro patas en forma de aletas y una cola propulsora, parecida a la cola de un pez. Es muy fuerte y tienes crines rosados. Estos se alimentan de algas, especialmente del luche y cochayuyo, por esto se explica el color verdoso amarillento oscuro.
Solo los brujos pueden ver a los Caballos Marinos, ellos los pueden montar, y solo por este medio pueden abordar el Caleuche ( barco fantasma de la isla de Chiloe ).
Durante los recorridos del Caleuche bajo el mar, los brujos aprovechan la oportunidad para elegir Caballos Marinos de su agrado, marcándolos con su marca muy personal para que el animal quede en forma permanente a su servicio.
Cuando este brujo necesita viajar en el Caballo Marino se acerca a la orilla del mar y lanza cuatro silbidos especiales, con el ultimo silbido aparece el Caballo Marino, siempre fiel y atento al llamado de su amo. Entonces de acerca su dueño y lo enlaza con una cuerda hecha de sargazo (alga) y le palmotea las ancas, luego se sube al lomo del animal. El caballo Marino se desliza velozmente tras el Caleuche, dejando una estela en la superficie de las aguas y adelantándose a cualquier criatura marina.
Cada brujo puede tener mas de un Caballo Marino. Los hay de diferentes tamaños, pequeños para su uso personal y otros tan grandes que llegan a medir mas de doce varas de largo y de alto superan las cuatro varas ( 1 vara = 0.8359 metros ) . Estos gigantes son tan grandes que pueden transportar sobre su lomo hasta trece brujos y sus sirvientes o a sus pertenencias y mercancías entre otros objetos. Los Caballos Marino tienen una corta vida de tan solo cuatro años y cuando mueren se convierten en gelatina que luego se disuelven en el mar, llegando a veces hasta la orilla de la playa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario